Tereshin, de 23 años, es conocido en las redes sociales como el Popeye ruso debido a que se inyectó Synthol (un aceite que utilizan los fisicoculturistas para moldear sus músculos) en sus bíceps. En julio de este año, publicó en sus redes sociales que está buscando la forma de deshacerse de esto porque le puede generar problemas de salud.

«Hice una solicitud a Alemania e Israel, dicen que me pueden ayudar allí, pero es muy costoso. Necesito recaudar dinero a través de la televisión. Quiero deshacerme de estos y pedir ayuda», sentenció Tereshin.

Por eso decidió incursionar en las artes marciales mixtas (AMM). Si bien tiene unos brazos de 60 centímetros de diámetro no parecen ser muy fuertes, ya que en su primera pelea perdió contra Oleg Mongol quien es 20 años mayor. Ni siquiera duró un asalto que son tres minutos.

En los primeros segundos de la pelea Tereshin fue con todo. Aunque Mongol la emparejó y arrojó al suelo al Popeye ruso hasta que este terminó abandonando.