Un gran avance para el campo de la ciencia que ha logrado bioimprimir las primeras muestras de piel y de huesos en 3 dimensiones. Los científicos explican que, tras años de investigación, se pudo lograr imprimir muestras de piel y huesos, para que los astronautas que viajen a Marte puedan gozar de buena salud.

Es un proyecto de la Agencia Espacial Europea (ESA) que materializaron científicos del hospital de la Universidad Técnica de Dresde (TUD), junto con IHB System y el especialista en ciencias de la vida “Blue Horizon”.

¿Cómo se puede bioimprimir muestras de piel?

El proceso consiste en bioimprimir las células cutáneas empleando como ‘biotinta’ rica en nutrientes plasma sanguíneo humano, fácil de obtener de los tripulantes de una misión. En principio es para los astronautas que viajen a Marte, pero podría extenderse a otras personas.

Quienes participan del proyecto acotan que “el plasma tiene una consistencia muy fluida, por lo que resulta difícil trabajar con él en las condiciones de gravedad alterada. Por ello hemos desarrollado una receta modificada añadiendo metilcelulosa y alginato para incrementar la viscosidad del sustrato».

¿Y cómo se imprimen los huesos?

En cuanto a los huesos, se explica que el trabajo consistió en imprimir células madre humanas con una composición de biotinta muy parecida. Para ello se utiliza un cemento óseo de fosfato de calcio como material de soporte estructural, que después se absorbería durante la fase de crecimiento.

El objetivo de este proyecto es bien claro y no estará disponible, al menos en esta primera etapa, para toda la gente. En principio es solo para los astronautas que puedan tener algún tipo de urgencia en sus viajes espaciales.

Se piensa en misiones espaciales que lleven años de duración y para aquellos astronautas que no puedan volver a la tierra en caso de sufrir un accidente. Por ejemplo, si tienen una quemadura se podría imprimir parte de la piel, y sería nueva, no teniendo que recurrir ya a injertos quitándola desde otra parte del cuerpo.

Es difícil que pueda ocurrir un rechazo corporal a la piel o los huesos que se hacen por impresión biométrica, porque ambos se crean a partir del cuerpo de los propios astronautas. Pero si sucede se podrían imprimir huesos y piel de distintas piezas.

Los científicos dicen que esta técnica, aún no utilizada, es una gran ventaja para curar a astronautas enfermos en el espacio y que se encuentren a miles de kilómetros de la Tierra.