A muchos de nosotros nos gustaría poder viajar al espacio. Y aunque hasta ahora era solo un deseo, a partir del año próximo se puede transformar en realidad ya que se algunos turistas afortunados podrán visitar la Estación Espacial Internacional.

La propia NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos) se presentó una iniciativa, un plan poder abrir la Estación Espacial Internacional a compañías privadas.

Es una forma de explorar nuevos mercados, como los viajes turísticos a personas de todo el mundo que quiera pagar una “módica suma diaria”.

¿Cómo será visitar es espacio?

La visita estará reservada para turistas que abonen la suma de 35.000 dólares por noche. Lo curioso es que podrán permanecer en órbita por un tiempo máximo de 30 días.

La EEI es un centro de investigación en la órbita terrestre, cuya administración, gestión y desarrollo están a cargo de la cooperación internacional. El proyecto funciona como una estación espacial permanentemente tripulada. En ella rotan equipos de astronautas e investigadores de las cinco agencias del espacio participantes.

Algo para destacar es que esta estación de la NASA está situada a 400 kilómetros de altura y da una vuelta a la Tierra cada 90 minutos.

¿Qué incluye el viaje al espacio?

El abono de 35 mil dólares incluye la estancia, la alimentación y el oxígeno necesario para sobrevivir. Pero en esta cifra no se encuentra incluido el transporte y el entrenamiento previo necesario para poder viajar al espacio.

Los turistas que quieran ir a la Estación Espacial Internacional además deberán cumplir con algunos requisitos médicos establecidos por la agencia espacial y hacer, de manera obligatorio, el entrenamiento de rutina que será similar al que realizan los astronautas.

Es necesario aclarar que los viajes, al menos al comienzo de esta experiencia, no será para todos. Se comenzará con dos misiones privadas cortas de turistas espaciales por año, con lo cual hasta 12 turistas podrían realizar la visita cada año.

Las compañías Boeing y SpaceX serán las primeras que pondrán en práctica este ambicioso proyecto de la NASA. Las mismas ya desarrollan las cápsulas tripulables para llevar a los turistas al espacio. Los ingresos que se generen por estos viajes espaciales para turistas servirán para financiar nuevas misiones al espacio, entre ellas enviar a la Luna a un hombre y a una mujer, en el año 2024.